Antología sexual III

5:51 Cristian Gonzalez Del Pino 0 Comments


Las copas se deslizaron en la barra.
Y luego, me deslicé yo.
El tequila corría entre mis venas y arterias.
Y terminé mi copa.
Mientras ellos dos me disfrutaban.
Aunque no tanto como lo hice yo.
Les di el placer de tenerme.
De poder jugar con mi cuerpo.
A los dos.
Besaba a uno,
teniendo soplidos en mi nuca.
Acariciaba a otro,a la vez que él me dejó sin palabras.
No dejé de girar.
Di vueltas.
Mil vueltas que no me marearon.
Mil vueltas que me supieron a poco.
De sus brazos a los suyos.
Repitiendo mi danza,
sin poder parar el remolino.
Pero no sentí que hiciera falta.
No necesitábamos palabras para saber,
que esa noche tomaría postre doble.
Que fui el más listo de los tres,
y que supe divertirme por partida doble.
Mientras que ellos,
tan básicos y ciegos,
no me vieron más que a mí.
Olvidándose del otro.
Y en medio,
impidiendo que sus ojos se cruzaran,
estaba yo.
Y tras el primer asalto,
vino el segundo.
Esa noche,
TODO,
venía a pares.
Y acabe yéndome.
Y también salí de la habitación sin hacer ruido.
Dejando dormir a esas dos pollas sin cerebro.

You Might Also Like

0 comentarios: