19 centímetros lisos

12:00 Cristian Gonzalez Del Pino 0 Comments


Correr.
Correr por las sendas infinitas de tus extremidades.
Sentir cada gota de placer.
El calor abrasa mis entrañas desde fuera.
Mi cuerpo,
al rojo vivo,
se funde con el tuyo.
Candente mis intenciones.
Como las hienas,
-tú mi presa-
devoro el fruto de la caza.
A suaves mordiscos,
para satisfacer mis deseos.
Y exprimir(te) todo.
Dejarte vacío,
exhausto,
rendido,
inerte.
Suplicante de réplica.
Siendo mis labios el terremoto.
El fulgor de mi mirada.
Que osada, mira tu miembro.
Él que requiere mi atención con ansiedad.
Yo.
Complacido.
Juego contigo.
Mientras mi lengua sigue dejándote seco.
Húmedo el ambiente,
la habitación,
el aire,
la cama,
las sábanas.
Húmedos tú y yo.
Suspiramos sin temor al ruido.
Ni al escándalo.
Eyaculamos nuestros sentidos.
En la cumbre del clímax,
solo pensamos en repetirlo.
En ser reincidentes.
Que el mundo nos condene.
Nosotros seguiremos follando sin su aprobación.
Con todo eso,
bueno o malo - es indiferente-
correremos juntos.
Hasta que se acabe el camino.
Hasta que llegue a los confines de tu piel.

You Might Also Like

0 comentarios: