Titanio

6:42 Cristian Gonzalez Del Pino 0 Comments



Mi vida no ha ido por el camino de baldosas amarillas.
Dios no quiso hacerme con amor.
La sociedad, 
estúpida y por consecuencia, 
me odio.
No he podido ver la vida como los demás.
No la he visto de color de rosa.
Más bien era ciego ante la alegría.
No percibí el amor de mis queridos.
Sólo noté el rechazo de las miradas ajenas.
De las bocas sibilinas.
De las personas ignorantes.
Noté el castigo de la indiferencia.
Y el del desprecio gratuito.
Me atizaron con una vara de acero.
Y el que se óxido fui yo.
Pero la vida, 
dura en su bella,
me hizo fuerte.
Ahora, 
SOY TITANIO.
Lloro todos los días,
de valentía.
Lloro por la lucha constante ante la más absoluta incomprensión. 
Lloro de amor propio por la carencia del de los demás.
Batallo por todos aquellos que quieren verme rendido.
Y me esfuerzo por finir, 
por los que me quieren ver en la cima.
Soy de titanio.
Soy indestructible.
Soy yo.


You Might Also Like

0 comentarios: