Crematorio público

6:29 Cristian Gonzalez Del Pino 0 Comments




Mi cuerpo abierto.
Desgarrado por fieras de la noche.
Que han husmeado en mi interior.
Revolviéndome las tripas.

Mirada de ojos vacíos.
Restos de un hombre herido.
Que suplica por su vida.
Para que termine la pena.

Sentimientos esparcidos,
entre viandantes que pisan
-sin mirar-
ignorando a la víctima.

Queda polvo.
Polvo caliente y ligero.
Que vuela con el viento.
Y desaparece en el día.




You Might Also Like

0 comentarios: