60 minuto, 100 euros

5:35 Cristian Gonzalez Del Pino 0 Comments


A veces,
el amor no se encuentra entre nuestras cuatro paredes,
sino en una avenida descosida de la ciudad.

Esas calles,
que penden de un hilo,
son el lugar para todos los que malviven.

La bruma,
que baila sobre sus carreteras,
es testigo de cómo el amor se convierte en mercancía. 

Es el negocio de aquellos que sufren de mal de amores,
o de los otros,
que sienten la soledad surcando sus adentros.

La incomprensión que señala a los habitantes de esas vías de extrarradio,
se mezcla con la vergüenza de los que piensan que son culpables,
 por buscar consuelo en la ropa interior ajena.

A veces,
el amor no está entre nuestras cuatro paredes.
A veces, está en la avenida descosida en la que podemos ser nosotros mismos.

Solo con 60 minutos, por valor de 100 euros,
son capaces de ver que son personas. 
Gracias a esos psicólogos de periferia.

La profesión más antigua del mundo,
es la más barata,
y la cura de muchos males.

No siempre el amor está en casa.
Muchas veces, 
el amor se encuentra donde están las putas y chaperos.



You Might Also Like

0 comentarios: