INFECUNDO

5:07 Cristian Gonzalez Del Pino 0 Comments


En las noches de invierno
Doy luz a mis hijos muertos sin llantos ni sangre.
Sus huesos esparcidos me dan calor.
Mis lágrimas hielan mi cara y se deslizan hasta mi pecho.
Un pecho de hombre confundido.

En las noches de invierno
odio mis genitales,
odio mi cuerpo,
odio mi nombre,
odio no sangrar.


Imagen: Brook Anderson



You Might Also Like

0 comentarios: