CHAT: SALA GAY-SEVILLA


Todos los martes entro en el chat gay de mi ciudad.
Espero que de entre los 245 usuarios conectados
alguno quiera venir a verme
quiera saber el olor de mi vello erizado.
En este rito de apareamiento, hay que responder unas preguntas previas.
- ¿Qué buscas? ¿Qué te va? ¿Tienes sitio? ¿Cómo eres?
Tecleo mis últimas medidas conocidas: 1, 75 cm, 85k.
Puntos suspensivos bajo el nick de Chico34.
Puntos suspensivos bajo el nick de Maduroxdiscreto.
Puntos suspensivos bajo el nick de Travieso25.
Puntos suspensivos bajo el nick de Tío_probar.
Mis ojos descansan en la lectura del chat común,
245 personas ofrecen su cuerpo,
compañía y
cama. Las tres C del que se oculta.
Mi historia se esconde otro martes para ser Universitario23.



Imagen: @greystorm


POEMAS DE CARMEN JODRA DAVÓ


DELIRIUM TREMENS

Me ha sido revelada mi misión.
Debo hacer desaparecer la raza humana.
Mataré a los más tontos que yo por hacer mi vida mezquina y ruin,
y a los más listos que yo por ser más listos que yo.
Si solo matara a los listos, mis cuchillos iban a quedar nuevos, y no sería divertido.
Si solo matara a los tontos, quedarían los más listos, y tampoco sería divertido.
Así que solo quedaran en el mundo diez personas iguales física y mentalmente a mí,
y la raza humana se acabará porque todos seremos homosexuales.
¡Qué hermoso fin del mundo!

 ******************************************************************************

HASTÍO

El bello mundo me produce asco.
Si pudiera, lo haría
saltar en pedacitos por los aires,
y con él a mí misma.
 
Yo no pedí vivir; si Tú me hiciste,
es tu culpa, y no mía.
Atrévete a juzgarme si tu pobre
criatura se suicida.



ANTOLOGÍA SEXUAL II 2.0

 

La danza comienza a medianoche.

Los cuerpos se desnudan,

queman la ropa y el estatus

dejando que los pies se sumerjan en la tierra,

húmeda,

fría. Conexión.

El animal recorre la pierna con rabia, deja un rastro

a seguir. El olor llena mis pulmones.

Entre los gemidos de los árboles

se esconden las sombras

que juegan a tocar mi espalda curva.

La lengua tiembla, 

el cuerpo se quiebra, 

las hojas crecen,

el pelo se cae... El hombre se queda quieto.

Inmóvil. Vacío. Los torsos caen

como estrellas ardientes.

La naturaleza sigue su curso,

ellos caminan.



Imagen: @Society6

PACIENTE CAMBIA LA ORUGA


Escondido entre las respiraciones

observo el oír de mis palabras

el acento de mi lengua.

pienso

en la sequedad de mi cuerpo

cuando otros me miran sin entender

que dentro de mis paredes

una está derruida.

Tara de fábrica.

Manos torpes intentando 

corregir lo sano sin conocer.

Hay que pararse a escuchar

el tic tac en mí.

Si presionas el órgano equivocado

se descoserá la herida superante

y verás desintegrarse mis lazos de sangre.

La muerte prematura de nuestra relación. 

Imagen: @florianolv



LENGUAJE GENERACIONAL

Mi abuelo me enseñó

que el trabajo solo es trabajo si ensucia.

Si llegas a casa con las manos llenas de tierra, es trabajo.

Si hueles mal, es trabajo. Si sudas.

Si tu ropa está manchada, es trabajo.

Mi abuela me enseñó a cuidar a un hombre.

Me enseñó a usar el cuchillo con la mano izquierda,

en la derecha se sujetan los hijos.

En la cocina se aprende a dar de comer

a una familia numerosa,

a repartir la carne de conejo entre todas las bocas que piden

y a guardar sobras para el día siguiente.

El postre lo trae el hombre.

Naranjas, siempre naranjas.

Recogidas con las manos sucias y heridas,

trabajador.






LARVAS



Improviso estos versos
como mi abuela improvisaba
la poesía de Lorca cuando
recogía el trigo viuda.

Aprendía de su espalda
encorvada
que el perdón es difícil.
Que la Iglesia gana al pensamiento
porque perdona cuando es víctima,
perdona cuando se cumplen sus plegarias. 

Escribo con cortes en mis dedos
porque esta carta me la conozco de memoria
como los orificios de mi cuerpo.

¿Sé perdonar?

Mis cicatrices son más clara que mi piel.
Brillan si me ves desnudo.
Entre sus fisuras
verás larvas que dejaron allí. Abandonadas.
Ven, acércate y míralas.

Se cuelan en mis cuerdas vocales
gritan.
Se pasean por mi cerebro
bloquean.

No entenderás estas líneas
sin orden y mal expresadas
-son las larvas-,
pero si me desgarras un poco
sin miedo a la oscuridad
encontrarás en mi estómago
un animalillo indefenso
al que debes salvar.

Correré, te lo aseguro.
No dejaré que pases a mi casa
con los zapatos puestos.
Tu rostro me producirá rechazo.
Entiéndeme. 

Mi abuela te diría
que si consigues conocerme
como conoció la tierra de su marido
conseguirás una habitación para vivir.



Imagen: @ljnovascotia

POEMAS DE DIMAS PRYCHYSLYY



EL CASSETTE DE LOS BEATLES

Una montaña de extremidades es nido de diminutas moscas.
Los dos cuerpos se agitan
como esa mariposa que mamá crucificó
en la cajetilla del cassette de los Beatles
aquel verano del 94.

***

LAS DESPEDIDAS


Hacíamos cuencos con las palmas de las manos
para enterrar a nuestros hijos en caras desconocidas.

Bebíamos en ocasiones el silencio de los cuarto oscuros, 
el chasquido de gastados mecheros,
la caída parcial de algún mito.

Ahí todos éramos iguales.

Llorábamos a nuestras madres cuando ya era tarde,
muy tarde ya,
para despedirnos de ellas.


Molly House, poemas de Dimas Prychyslyy - Zenda